¿Por qué es tan difícil acertar a la hora de elegir al profesional más adecuado?

Hasta ahora no existía un programa que ayude al profesional a adaptarse rápidamente al puesto de trabajo desde sus patrones de comportamiento heredados o aprendidos.

25% 
de los abandonos en el puesto de trabajo suceden en los primeros 15 días.

70%
de los recién llegados toman la decisión de quedarse o marcharse en los primeros 6 meses.

75%
de los profesionales no tiene un buen recuerdo de su fase de aterrizaje en la empresa.

¿Por qué fracasan los cambios de personal y Onboarding tradicionales?

  • Porque están centrados en...
  • Obtener objetivos sin propósitos.
  • Ignorar el impacto negativo que tendrá a nivel organizacional sino se adapta.
  • Dar por hecho que el profesional conoce o va adoptar el mecanismo adecuado para adaptarse.
  • Ejecutar tareas de manera aislada e independiente sin integrar el entorno al puesto y profesional.
  • Hacer profesionales productivos rápidamente sin adecuar propósitos empleado-empresa.

Y como resultado...

  • Tasa de rotación de más de 20%
  • Retorno negativo sobre la inversión de tiempo, dinero y esfuerzo.
  • Al perder talento se pierde "know how", lo que pone en riesgo la continuidad del negocio.

En definitiva... el método tradicional se ha quedado obsoleto y la sistémica integral ofrece soluciones que restauren el bienestar de todas a todas las partes que forman la empresa de manera integrativa.

  • Método tradicional

  • Modelo excluidor.
  • Generador natural de problemas y conflictos.
  • Visión aislada, individual y restringida
  • Decisiones en bloque, desconectadas de cómo influye una decisión en el resto de las partes que forman la empresa.
  • Decisiones tomadas bajo el criterio de la persona que toma las decisiones desde su mejor voluntad.
  • Análisis de los problemas desde la lógica.
  • Vela por dar solución (la que sea) a necesidades, problemas, urgencias,...

  • Método integrativo (basado en la sistémica).
  • Modelo integrador.
  • Reparador natural de problemas.
  • Visión global, integral e interconectada a todas las partes que forman la empresa y las relaciones entre sí.
  • Decisiones integrando a producto, personas, clientes, proveedores, empresa, mercados, accionistas, ...
  • El único criterio de decisión es restaurar el bienestar de TODAS las partes integrantes de la empresa.
  • Análisis de los problemas desde la causa que no respeta o incluye.
  • Vela por restaurar y mantener bienestar.

Es una técnica centrada en restaurar el bienestar y la salud de empresas y empleados.

Es una metodología innovadora e integral adaptada a la nueva conciencia de hacer negocios y centrada en el desarrollo de las nuevas capacidades de las personas para acometer sus propósitos personales en el ámbito laboral para su evolución y el de la empresa.

La sistémica integral es la herramienta más potente actualmente para acompañar a las empresas en la adaptación a los retos que impone la globalización:

  • Desarrollo de liderazgo
  • Cambio organizacional
  • Gestión del cambio
  • Medición de la efectividad
  • Solucionar una rotación de personal alta
  • Falta de motivación

Ahora más que nunca aprender a adaptarse como profesionales en la nueva conciencia significa utilizar nuestras nuevas capacidades y talentos a través del autoconocimiento.

El cambio de la empresa empieza por uno mismo.