En ocasiones sabemos que algo no va bien y no entendemos qué puede ser.

Puede que tengamos que remontar a años atrás, incluso a personas que ya no están en la empresa, para solucionar ciertos conflictos que nos influyen en nuestro presente.

Desde que se creó la empresa en la que trabajas, se han tomado decisiones por empleados o ex-empleados que han generado una serie de consecuencias que tienen efecto en el resto de la empresa hasta nuestros días.

Estas decisiones no han solido tener en cuenta los principios o leyes sistémicas ya que nadie nos ha enseñado cómo funcionan ni cómo utilizarlas. Por ello, haber tomado decisiones que ignoran estos principios, han dado lugar a una serie de problemas, y conflictos en la empresa siendo tangibles e intangibles para todos.

De ahí que en muchas ocasiones el problema de atraer, adecuar o retener talento no sea un problema independiente sino que es resultado de algún otro aspecto en la empresa que está generando una descompensación por otro sistema que no ha sido respetado.

Antes de tomar la decisión de elegir y hacer cambios que impactarán a la organización de la empresa y tendrán consecuencias irreparables para el futuro de la empresa prueba éste es el proceso:

Una empresa que busque su bienestar y el de sus empleados toma en decisiones que incluyan a todas las partes que lo forman, con:

  1. Mirada sistémica a nivel organizacional.
  2. Análisis del departamento y de las personas que lo forman.
  3. Análisis individual de la decisión y cómo impactará en las relaciones más cercanas.

La sistémica integral te ayuda a descubrir, entender y resolver las siguientes situaciones:

  • Los motivos por los que no consigues o pierdes clientes.
  • Las razones por las que no consigues o pierdes proyectos.
  • Las posibles causas de declive de tu empresa.
  • Los problemas ocultos en el declive o sostenibilidad de tu empresa.
  • El porqué el lanzamiento de un nuevo producto en el mercado puede estar condicionado por el éxito o el fracaso.

  • Reestructurar la plantilla, recolocar a empleados en otros puestos o elegir a las personas que son buenas para tu empresa sin provocar que tomes decisiones equivocadas penalicen a otro departamento, a otro empleado, o a otras actividades de la empresa llevándote a tener pérdidas económicas, perder clientes, proyectos, talento, su motivación o incluso empezar el declive de tu empresa.

En definitiva, para empezar a tomar las mejores decisiones que beneficien:

  • La sostenibilidad de tu empresa.
  • Su buen funcionamiento, desarrollo en coherencia, y a largo plazo.
  • Además de centrarse en mantener bienestar, la armonía y la fluidez entre todas los empleados, clientes, accionistas, proveedores, producto ... siendo la mejor opción para la evolución y crecimiento de tu empresa.

La sistémica parte del principio en que todo son sistemas, y el sistema que hemos ignorado en nuestras decisiones trata de equilibrar “a su manera” que no se le haya tenido en cuenta y lo manifiesta “penalizando” a otras partes de la empresa hasta que se le reconozca.

Estos desajustes se expresan de manera que entorpezca el buen funcionamiento natural de la empresa en aspectos como las pérdidas económicas, de clientes, de proyectos, de talento, de ventas, o en definitiva de cualquier otro aspecto que impida el desarrollo y la evolución en equilibrio y armonía de la empresa.

Desde hace 14 años he tenido la oportunidad de trabajar con cientos de empresas para la búsqueda de talento. En muchas ocasiones, encontrar al profesional más adecuado no ha sido necesariamente la solución. En algunas ocasiones, he sentido que había “algo” que entorpecía una buena contratación, la integración o retención de la nueva persona contratada. Ahora que entiendo cómo los principios sistémicos afectan a una empresa, comprendo que eran problemas organizacionales que si no se resolvían, la parte de reclutamiento no podría funcionar.

¿Sabes qué principio sistémico ha sido dejado de lado y
cómo está penalizando en el funcionamiento de tu empresa?

  • Cuando hayas logrado identificar y reconocer en tu empresa las decisiones tomadas que no han respetado las leyes sistémicas conseguirás:
  • Una mayor claridad sobre lo que está ocurriendo en tu empresa y porqué.
  • Una mayor fluidez entre las personas, los equipos, los departamentos, las relaciones con clientes, proveedores, accionistas, … mayor bienestar para todos, más armonía y sensación de que todo vuelve a su lugar.
  • Una visión más global de los problemas, desvelando los problemas de origen y poniendo solución a los problemas, con resultados concretos.

CRECIMIENTO, LIDERAZGO, MOTIVACIÓN
Incrementar tus ventas, ganar nuevos proyectos, mantener clientes....

ALINEAR A PERSONAL Y ORGANIZACIÓN

Que todas las personas que forman la empresa vayan en la misma dirección.

POTENCIAR RECURSOS Y CAPACIDADES para
desarrollar personas que creen formas de trabajo más eficientes, actuales y centradas en aportar valor.

"Los conflictos bloqueados son rechazos a la vida como es." B.Hellinger

Empezar por hacernos responsables de dónde estamos, lo que nos pasa, y querer salir de ahí,

es hacer un movimiento hacia la reconciliación con la vida, para dejar atrás el sufrimiento tanto para tí como para los demás.